Thursday, May 05, 2005

desquite

Eso que tenías tú junto a tu pecho y tu boca……..no era nada del mundo mítico en el que yo vivía, ese mundo algo entorpecido por una simple y miserable llamada tuya.
Eso que tenías tú era ese encanto arrabal que tanto me dominaba entonces.

¡Pero si todo tú eras una obra poética!

Y no bastaba un par de falditas arremetidas contra un cuerpo deshabitado de afecto que tanto te hacía creerte el ombligo de mi tierra, de una tierra nostálgica y seca, como tu mano en aquellos tiempos.
Pero nada de eso importaba más que tu pelo largo y tu resistencia a tomarme una mano en público. Quizás no había perdido contigo más que unas tantas horas de mi necesitado tiempo para conseguir una actividad física cardiovascular, recomendada por mi doctor de cabecera.

3 comments:

lilia said...

es el mismo doctor del gordo no? estuvo mejor vivir bajo el arrabal que estar haciendo los otros ejercicios

nacho said...

Felicidades a tu mami en su día. Saludos.

nacho said...

Oye, qué pues, tienes secos a tus lectores... sube tus poemas, tienes muchos, no te hagas... no abandones esta ventana.
Saludos.