Saturday, September 30, 2006



Y sueño con la primera tuna roja del verano

Confesiones de una prostituta sonorense


Tú no te comparas con el bosque de mis ojos,
tú no eres nada comparado al arsenal de entregas
que una amiga se da con un amante nuevo
—no, tú no tienes nada que ver—

Y sin embargo sigo
recogiendo cotidianamente la basura,
remolino de opio de lo que alguna vez fue
testigo sereno de la indiferencia.

Y aunque con otro ser me reproduzca,
es en el atrio de mi pensamiento donde habita,
y se levanta siempre con su risa de mostaza
y me tira besos y me olvida siempre
como si cada llamada mía,
fuese prohibido contestarla
debido al destino que ya tenía
con otra mujer que no lo quiere.

8 comments:

Cochiwera said...

Ay wera... tienes clase para describir con palabras tiernas tu oficio, te felicito jajaja!

Cochiwera said...

Muy bueno la verdad...

clark y louis said...

que hermosa eres solem...
por eso te queremos como a ninguna!!!!

Anonymous said...

eits que ondas mi bailarina jeje me gusta mucho tu estilo para escribir, sale ers super buena onda tqm :) atTe jorge unikino

nacho said...

Qué decir... tus versos son llaves y cerraduras...

saludos desde el último asiento del aula...

hB

cw monits said...

cw pueblerina tienes la razónn

Anonymous said...

imagínate a una verdadera prostituta sonorense hablando con ese léxico, mientras un chero típico solicita sus servicios.

paula peñuñuri said...

yo tambien te felicito solem espero que sigas así, no cambies tu sobrina paula