Sunday, October 15, 2006

No se trata, ojos de etíope,
de mirarnos a los ojos.
Y yo ya no sé, ojos de etíope,
ni con qué mano alcanzarte,
si con la izquierda, con la derecha
o con alguna otra que inventase para ti solamente.
No se trata, ojos de etíope,
de ser claros cuando la claridad son dos palomas
escondidas en mis dedos de cedro,
y te digo, ojos de etíope,
que somos tan hermosos y difíciles
como tus ojos oscuros,
oscuros y pequeños, ojos de etíope,
oscuros y pequeños como
semillas de una sitiera
en donde vuela tu sombra
como jilguero apagado...

11 comments:

monit said...

dedos de cedro, debe decir? JAJA sale cw! éxito!!

eduardodegortari said...

muy chido el poema

cw said...

sigue tu camino y déjame en paz...jajjaj saludos wera......bien lo de los ojitos................cw

Manuel Parra Aguilar said...

Sí, está chido el poema, mujer. Los dos primeros versos me encantaron. No se culpe a naide si te los robo.

Perséfone said...

no lo dudo, piratón... jaja

sí, buen poema

mayraborbon said...
This comment has been removed by a blog administrator.
mayraborbon said...

Saludos Solem..

Brokoline said...

muy buen poema.. te agregaré a mis links
muajaja y mis ojos son grandes.. grandesgrandes y una vez escribi sobre ellos xD

saludos

Bienaventurada said...

estoy orgullosa de ti c.w.
después de esto podemos hacer pública nuestra (hermosa y difícil) relación...

wiiu, jajajaja

Fab said...

Hola!
gracias por la visita!
:)
aqui andamos leyendo.
saludos vecina

Rafa said...

Me gusta tu poesía.
Un saludo, amiga.