Wednesday, June 06, 2007





Yo sabía que no debía de mirarte
Porque el aire entra también por los ojos
y nos arrebata por las yemas de los dedos


yo que siempre supe
que esa noche era
una tormenta agitada
en ese puerto caribe
de una tuna aletargada,
de una cazuela de nubes
cuando tu abuela guardaba
en el alero sereno

una creciente de albahaca
y una castaña entre luces

[y en una duna en bachata
los jimaguas dulces de tus ojos]

16 comments:

Beto said...

Adorable... he de decir que experimenté parte de la misma atmósfera de quietud que me inspira Octavio Paz.

Todos hemos tenido una de esas noches en las que la serenidad se turbia, especialmente gracias al recuerdo ejercido por alguien en la profundidad... al menos lo interpreté así. x)

Te admiro... said...

Que grato Solem que personas como tú, con ese estilo tan fino y particular para escribir nos comparta su sentir en este espacio con tanta frecuencia, gracias y siguenos inspirando. Saludos.

Locuas said...

Échale ganitas...

Nomade said...

una mirada dice mas que mil palabras

"dicen que los ojos ven el alma, es ahi cuando la conexion existe o se pierde"

rapunzel said...

Por eso me gustan los poemas de Solem, porque no están gastados como otros pensamientos (cómo se pone una flecha hacia arriba).

Saludos.

La mirona said...

Eres especial, no sé que tanto… no eres como algunos que por el temor de que no se les reconozco se exhiben hablando se si mismos. Ejemplos hay muchos. Saludos.

Manuel Parra Aguilar said...

Me gustó el poema, Solem; sobre todo estos dos versos:
"una creciente de albahaca
y una castaña entre luces". Sinceramente, los más logrados en el poema, debido a la economía del lenguaje i la impieza en la imagen. Saludos i éxito.

Silvano Higuera said...

Saludos, Solem. Ya ves, algún día tenía que dejar un comentario.

solem said...

muchas gracias sil, ya sabes que es un honor tenerte de comentarista por aquí, y yo sigo aquí recorriendo estos lares en los que tu andabas en la perpetua borrachera.......ajjajaj no te creas :) un saludo

MARKOS QUISBERT said...

hola, sabes, el lenguaje me resulta cautivante, muy lúdico y la referencia a la abuela del tipo es sorpresiva.

saludos

la cueva de los pájaros said...

Hola, hace algunos meses dejaste un comentario en mi blog, te devuelvo el saludo, siempre es satisfactorio saltar a páginas donde la poesía sigue siendo ese cuchillo dispuesto al corte por la espalda. Un fuerte abrazo

Cicuta drinker said...

La mirada tiene la fuerza de descubrir, de aparentar, de reconocer. Me gusta mucho el inicio, la senación que causa un espacio invadido por la fuerza de identificación y la noidentifiación. Gracias por mandarme tu la dirección de tu blog. lo visitaré recurrentemente, es bueno saber que puedes encontrar versos bien hechos y con la soltura de tu yemas.

dos palabras said...

felicidades por tu gradacion, bonito vestido.

Silvano said...

Ya publica algo, no le hagas al loco. Y yo me perdí ese vestido, qué mal...

Saludos, Solem.

Anonymous said...

Adorable Solem, mirada.
Gustan, temor, los versosalgundía, honor.
Cautivante, meses, fuerza.
Yemas, vestido, algo.

Amy said...

You write very well.