Friday, April 11, 2008


“Michaelangelo” el Viejo
Bob Kaufman

Vivo sólo, como la médula en un árbol,
Mis dientes castañean como instrumentos musicales.

En un oído, una araña hace girar su red de ojos

En el otro, un grillo canta toda la noche

Este es el final,
Cual arte comprueba que he alcanzado la gloria

Yo moriría por la poesía.

2 comments:

Silvano said...

¿Me equivoco cuando digo, Solem, que ese poema te ha acompañado desde hace mucho tiempo? Creo recordarlo de antes, de otro tiempo. Específicamente el último verso. Me parece terriblemente familiar.

Saludos, Solem

sanblas de la "o" said...

Solem, me han dicho que resplandeces màs que antes.